Hayedos Imprimir

En otros lugares del valle menos expuestos al sol, más frescos y húmedos y entre los 700 y 1.700 metros de altura, prosperan hayedos. Estos bosques son una organización perfecta para el aprovechamiento de la energía solar, de modo que el sotobosque que acompaña al hayedo lo conforman las pocas especies que son capaces de prosperar en este ambiente sombrío.

  • En la cabecera del Valle de Roncal encontramos hayedo-abetales propios de las zonas alpinas (Hayedos de Luzulo-Fagetum).

Flora: Campanilla (Campanula latifolia), Serbal (Sorbus hybrida), Heleborina (Epipactis phyllanthes), Genista (Genista florida ssp. polygaliphylla) o Zarzas (Rubus pauanus).

 

  • Más al sur, en el entorno de Sierra de Illón-Foz de Burgui, encontramos hayedos de tipo atlántico.

Flora: Acebo (Ilex aquifolium), Tejo (Taxus baccata), Adelfilla (Daphne laureola), Arándano (Vaccinium myrtillus) y entre las herbáceas, Blechnum spicans, Escordio bastardo (Teucrium scorodonia), Heno (Deschampsia flexuosa), Helecho águila (Pteridium aquilinum), Prenanthes purpurea, varias Luzulas (Luzula nivea, L. sylvatica ssp. henriquesii). En los claros pueden aparecer Espino (Crataegus monogyna), Serbales (Sorbus aucuparia), Brezos (Erica arborea, E. vagans, E. australis o Calluna vulgaris), Tojo (Ulex gallii), Genista pilosa y Escobizo (Cytisus scoparius).

 

  • En el entorno de la Sierra de San Miguel encontramos el tercero de los tipos de hayedo existentes en Roncal, los hayedos que prosperan sobre suelos calizos o hayedos calcícolas.

Flora: La estructura es más abierta y luminosa que la de otros hayedos, consecuencia de la dificultad para colonizar los sustratos en los que crece. Es frecuente la presencia de algunos arbustos como Espino cerval (Rhamnus catharticus), Agracejo (Berberis vulgaris), Espino (Crataegus monogyna), Madreselva (Lonicera xylosteum), Cornillo (Amelanchier ovalis) y Boj (Buxus sempervirens), que suele dominar el sotobosque en las localidades de tendencia más mediterránea (Pirineo y Prepirineo central y oriental, y otras sierras noroccidentales). Una serie de elementos submediterráneos o subrupícolas dan carácter muy distintivo a estos hayedos, entre ellos diversas orquídeas (Epipactis, Cephalanthera) u otros como Eléboro (Helleborus foetidus), gramíneas (Brachypodium pinnatum), Aliagueto (Coronilla emerus), etc. El matorral de sustitución es muy variable y puede estar representado entre otras formaciones por bojedas (Buxus sempervirens), por comunidades de Brezos (Erica vagans) y Genista occidentalis, por matorrales de Gayuba (Arctostaphylos alpinus uva-ursi) con Espliego (Lavandula latifolia) o incluso por tomillares calcícolas.